Condado Manatee

Florida intenta evitar colapso “catastrófico” de estanque con aguas residuales de vieja planta

Telemundo

PALMETTO, Florida - El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo este domingo que las cuadrillas están trabajando para evitar el colapso de un gran estanque de aguas residuales en el área de la Bahía de Tampa mientras evacuan la zona para evitar una "inundación catastrófica".

Los funcionarios del condado de Manatee dicen que los últimos modelos muestran que una brecha en el antiguo depósito de la planta de fosfato tiene el potencial de derramar 340 millones de galones de agua en cuestión de minutos, arriesgando una pared de agua de 20 pies de altura.

“Lo que estamos viendo ahora es tratar de prevenir y responder, si es necesario, a una situación de inundación catastrófica real”, dijo DeSantis en una conferencia de prensa después de sobrevolar la antigua mina de fosfato de Piney Point.

DeSantis visitó este domingo la zona donde se encuentra la planta en desuso desde 2001 y sus estanques de retención, uno de los cuales, que contiene entre 700 y 800 millones de galones de líquido, presenta grietas y filtraciones y hay peligro de que se rompa y libere su contenido.

Tras un recorrido por aire, el gobernador anunció que 20 bombas más y 10 aspiradores se han sumado a las tareas para descargar de manera ordenada el agua de la balsa, con el fin de poder aumentar el ritmo de retirada a 35,000 galones por minuto.

Las autoridades dicen que 316 casas han sido evacuadas y algunas familias fueron ubicadas en hoteles locales. Una cárcel local en el área no está siendo evacuada, pero están trasladando a personas y personal al segundo piso y colocando sacos de arena en la planta baja.

El Departamento de Protección Ambiental de Florida dice que el agua del estanque es principalmente agua salada mezclada con aguas residuales y aguas pluviales. Tiene niveles elevados de fósforo y nitrógeno y es ácido, pero no se espera que sea tóxico, dice la agencia.

Los funcionarios del condado Manatee estaban descargando agua cuando el estanque comenzó a gotear en marzo. El viernes, una fuga importante que se detectó intensificó la respuesta y provocó las primeras evacuaciones y la declaración del estado de emergencia el sábado.

Una parte del muro de contención del depósito se movió, lo que significa que podría producirse un colapso en cualquier momento.

El administrador del condado Manatee, Scott Hopes, dijo el domingo que duplicarán la cantidad de agua que se bombeará del estanque. Hope dijo que no podía descartar que se tratara de una brecha total, que también podría desestabilizar las paredes de los otros estanques en el sitio de Piney Point.

El secretario del DEP de Florida, Noah Valenstein, dijo que otro estanque tiene niveles más altos de metales.

“Los radiológicos todavía están por debajo de los estándares de descarga de aguas superficiales. Entonces, nuevamente, esto no es agua que queremos que salga del sitio ”, dijo.

Los estanques se encuentran en pilas de yeso fosforado, un subproducto radiactivo sólido de la fabricación de fertilizantes. Las autoridades estatales dicen que el agua del estanque roto no es radiactiva.

La zona fue declarada en emergencia este sábado por el gobernador DeSantis y, según se confirmó en la rueda de prensa, la Agencia Federal de Medio Ambiente decidió enviar un coordinador a Piney Point desde Atlanta (Georgia) para evaluar la situación.

Contáctanos