aborto en florida

Centros de Planned Parenthood en Florida piden a tribunal que impida la nueva ley aprobada contra el aborto

FLORIDA - Se le está pidiendo a un tribunal estatal que bloquee una nueva ley de Florida que prohíbe la mayoría de los abortos después de 15 semanas, solo unos días después de que la mayoría conservadora de la Corte Suprema de justicia de EEUU anuló un caso histórico que había proporcionado protecciones constitucionales para las mujeres que buscaban abortos durante casi 50 años.

Los centros de Planned Parenthood en Florida y otros proveedores de salud reproductiva solicitaron el lunes a un juez de Florida en Tallahassee que emita una orden judicial temporal de emergencia que impida que la nueva ley aprobada por la Legislatura de Florida controlada por el Partido Republicano entre en vigencia el viernes.

La nueva ley prohíbe los abortos de más de 15 semanas, excepto para salvar la vida de la mujer embarazada o prevenir daños físicos, así como en los casos en que el feto tenga una anomalía mortal.

Un infractor del delito grave de tercer grado podría enfrentar hasta cinco años de prisión, y los médicos y otros profesionales médicos que violen la ley podrían perder sus licencias y enfrentar multas administrativas de $10,000 por cada infracción. Según la ley actual, Florida había permitido abortos de hasta 24 semanas.

Los votantes de Florida en 1980 enmendaron la constitución estatal para garantizar un amplio derecho a la privacidad, que incluye el derecho al aborto, dijeron los proveedores de servicios de aborto en documentos judiciales.

En 2012, los votantes de Florida reafirmaron el derecho a la privacidad al rechazar una iniciativa electoral que habría debilitado sus protecciones y habría prohibido a los tribunales estatales interpretar la Constitución de Florida para brindar una mayor protección al aborto que la ley federal, dijeron.

“A pesar de la historia de Florida de proteger el derecho al aborto, la legislatura de Florida recientemente se comprometió en un descarado intento de anular la voluntad del pueblo de Florida”, dijeron los proveedores de servicios de aborto.

El estado solicitó al juez que rechazara la solicitud. En los documentos judiciales, el estado argumentó que los proveedores de servicios de aborto no tienen derecho a reclamar un derecho personal a la privacidad, ya que actúan como terceros en nombre de sus pacientes y no demostraron que sufrirán un "daño irreparable" si no se concede la medida cautelar.

"Los médicos no sufren daños irreparables simplemente porque no pueden realizar un procedimiento prohibido por la ley estatal", dijeron los abogados del estado de Florida.

Contáctanos