Disputa por tragos termina en tiroteo