Renunció al trabajo en Colombia y le mandó saludos a su jefe desde Rusia